lunes, octubre 19, 2009

Las profecías mayas del 2012: Porqué son mentiras


Hace ya un tiempo publiqué un post, medio en broma medio en serio, sobre las teorías fallidas del apocalipsis (6 falsas profecías del fin del mundo (más las que se acumulen)) y veo con interés de que está entre las más vistas de este abandonado blog.

Sin embargo lo que más me preocupó fue un comentario/pregunta de una persona que cuestionaba con verdadero miedo sobre las supuestas profecías mayas y sobre la supuesta visión que habían hecho del fin del mundo los integrantes de esta civilización.

Quitando algunos cuestionamientos que se me hacen lógicos, como el simple hecho de que si los mayas pudieron ver el fin del mundo ¿Por qué no vier el fin de su propia civilización? podemos hacer un breve recuento de que es lo que ocurre con las supuestas profecías.

1.- No existe en ningún lugar, en ningún escrito nada que se parezca a una profecía sobre el fin de los tiempos en los muy pocos libros que sobrevivieron de los mayas. En la actualidad solo sobreviven el Popl Vuh, el Rabinal Achí, Los Anales de Cakchiqueles, el Chilám Balám y El libro de los cantares de Dzitbalché.

La principal características de estos libros es que todos están escritos utilizando el alfabeto latino (el nuestro) basados en libros mayas (posiblemente utilizando jeroglíficos) que ya no existen.

Estamos hablando de que de todo lo que los mayas pueden haber escrito solo nos quedan cinco libros que, entre ellos, están muy alejados en el tiempo, la geografía y la temática. De todos el que más puede parecerse a un libro de profecías es el Chilám Balám el cual es una colección, un poco ecuménica, de cinco escritos que incluyen astrología, astronomía, el calendario y herbolaria así como una serie de profecías relativas a la llegada de los españoles.

La gran bronca del libro es que está escrito en un maya que utiliza muchas metáforas y es el producto de una recopilación hecha en los siglos 18 y 19 por lo que no son fuentes muy fidedignas. Los expertos creen que el original debe de haber sido escrito por ahí de la época de la conquista MUCHO tiempo después de la época de esplendor de los mayas.

2.- Los mayas ya dijeron que no son ciertas. Existen aún personas de origen maya que han tratado de recuperar un poco de lo que sobrevivió de una época lejana y perdida. Ellos mismos se han manifestado, hace muy poco tiempo, en contra de las supuestas doce profecías.

3.- Las profecías han sido creadas por grupos New Age para promover sus movimientos y sus libros. Es sabido que estos grupos son una especie de “licuadoras” esotéricas que juntan, mezclan y confunden todo tipo de ideas antiguas, diferentes o en desuso; para promoverse no dudan en mezclar filosofías del lejano oriente, de los nativos americanos o de otras culturas siempre aderezadas con ideas y acomodadas a sus fines.

¿Cómo demostrarlo? Sencillo, basta realizar una búsqueda en Internet y verán como cada quien tiene su propia idea sobre las profecías y de cómo éstas anuncian el final (físico o de manera figurativa) de nuestro mundo.

La recomendación

La mejor recomendación es no hacer caso a estos agoreros, su principal fin es la de atraer ingenuos para que compren sus libros y sus remedios; ninguno de los que anuncian el fin del mundo están preocupados por el final, su máximo miedo es pensar que otra mafufada van a utilizar luego del 2012 para seguir desplumando personas que se dejan llevar.

Acuérdense de que cada poco tiempo surge una teoría sobre el final del mundo y, que yo sepa, ningua se ha cumplido.