martes, octubre 27, 2009

La Carretera: una odisea apocaliptica

Uno de los libros más inquietantes que haya leído jamás



Acabo de terminar el libro La Carretera de Cormic McCarthy y la verdad es que me costó un poco de trabajo “ordenar” la mente (quitando las emociones que me generó) para poder escribir algo coherente; por lo pronto puedo decir que no es lectura apta para padres aprensivos.

La Carretera es una historia postapocalíptica ambientada, como el nombre lo indica, a lo largo de una carretera; es un roadtrip diabólico que recuerda en cierta forma (las proporciones guardadas) a los personajes de la mal llamada en español Apocalipsis (The Stand) de Stephen King o la parte, no recuerdo cual volumen, de La Torre Oscura en que los personajes se desplazan a través de una autopista.

El mundo está aniquilado; aunque McCarthy nunca dice por qué o cómo, las indicaciones físicas son las de un invierno nuclear. Todos los vegetales están muertos y también los animales. Fuera de los seres humanos tan solo unos pocos hongos sobreviven.

Los protagonistas son anónimos: un padre y su hijo (tampoco sabemos a ciencia cierta que edad tiene) viajan huyendo del invierno rumbo al mar mientras se tienen que ocultar de bandas de “malos” que no dudarían en esclavizarlos o devorarlos; el canibalismo es la única forma de alimentarse junto con las pocas conservas que sobreviven a años de saqueo.

Creo que la novela de McCarthy es un análisis sobre cuando la necesidad de sobrevivencia tiene que transformarse en “maldad”; el padre se desvive en explicarle al chico de por que ellos no comen carne humana y aunque se ufana de ser de los “buenos” es su propio hijo quien le da varias lecciones de bondad ante seres aún más perjudicados que ellos.

Es una historia un tanto simple pero es verdadera tragedia por la supervivencia, la amargura del mundo perdido y la esperanza que, aunque es muy pequeña, existe.

Una novela de ciencia ficción postapocalíptica que maneja el tema más universal de la historia de nuestro mundo: la desesperación de un padre por lograr que su hijo, su progenie, sobreviva un día más.

El libro ha sido referido como una de las más esclarecedoras visiones de un futuro con un ecosistema “roto”, La Carretera es uno de los libros más crudos y más terribles que he leído en los últimos años.

Por cierto, leí en la Wikipedia que la versión cinematográfica está por arribar; no tengo intenciones de ir a verla.