domingo, octubre 11, 2009

¡Fuera la compañía de luz!

Era una de las empresas más ineficientes y corruptas; toda una pesadilla acudir a sus oficinas plagadas de burócratas ineficientes para intentar siquiera una aclaración.

Descase en paz Luz y Fuerza del Centro; da gusto sacudirnos esa terrible sanguijuela a pesar de que los lideres charros del Sindicato de Electricistas quieran hacerse los mártires.

Al gobierno solo le queda aguantar los desplantes del finado sindicato.