viernes, octubre 19, 2007

Timbiriche, el refrito.

¿Quién les dijo que Timbiriche fue un fenómeno musical?

Está de moda (otra vez) el asunto del grupillo Timbiriche y de un programa (o reality show, o concurso, la verdad es que no se a ciencia cierta y me da mucha pereza investigarle) para encontrar una nueva Banda Timbiriche.



Para mi (alguien que pasó su adolescencia y juventud en los malogrados ochentas) la cosa es de una banalidad que raya en la nausea.

¿Quién les dijo que Timbiriche fue un fenómeno musical?

El grupito de Timbiriche surgió como una respuesta nacional a Parchís.

El parchís es un juego, el timbiriche también pero es un juego MUY mexicano, entonces al grupo le ponemos Timbiriche... Un alarde de creatividad ¿No?.

Totalmente prefabricado, todos los niños tenían algún pariente o amigo relacionado con el mundillo de la farándula, con canciones comerciales y una imagen calcada a los españoles.

¿La música? Lo más selecto de la artificialidad: tonadillas pegajosas que según fueron creciendo fueron abordando temas juveniles y pubertos de amor, música y amistad.

¿Qué pasó con los originales? Basta ver el paso del tiempo: Mariana Rubio haciendo ridículos sin pasar de la mediocridad de zapatos Andrea y una que otra rola comercialota, Thalía casada con un magnate (no gracias a su música). ¿Fuera de ellas dos? Los demás tan solo son una bola de cantantuchos que adquieren cierto renombre cuando reviven al grupo.

Que yo recuerde la música de Timbiriche la ponían tan solo en algunos momentos de la pachanga (o en la disco) y nunca como tema principal; era una especie de relleno musical de fácil asimilación. Tan solo unas pocas chavas se dejaban precipitar en la idolatración del grupillo.

El fenómeno fue tan "importante" que no recuerdo a ciencia cierta ni como ni cuando acabó. Tan solo me enteré más tarde (hace unos diez años) que se habían reunido y que estaban haciendo una gira. Esa vez me llevaron a un concierto a rastras (en la Martinica de León, Guanajuato) y la verdad me pareció patética la forma en que unos supuestos “adultos” treintañeros cantaban cosas como:

“Mé-xi-co / Mé-xi-co / quiee-ro-gri-tar-fuer-te-que-bo-ni-ta-na-ción...”

¿Que va a hacer el nuevo grupo Timbiriche? Creo que ver de nuevo la transición de niñitos adorables a adolescentes mamones para terminar en adultos patéticos no va a ser tan interesante, y menos si es a través de un refrito.

¿Cantar las mismas canciones? Con eso que ahora se fusilan las series gringas con todo y guión no se me haría extraño.

Que flojera.

miércoles, octubre 17, 2007

Educación Religiosa

La iglesia ataca de nuevo.

En este espacio he hablado muy someramente sobre el tema de la iglesia católica metiéndose (de nuevo) en asuntos de los cuales costó mucho trabajo sacarla.

En su blog Delenda Est Carthago, (un punto de referencia para el escepticismo nacional) Antonio López hace un interesante análisis del por qué las propuestas del “Colegio de Abogados Católicos” para hacer la educación en México “más ética” son engañosas e inclusos mentirosas.

Una buena manera de documentar las razones por las que no queremos a la iglesia metida en la educación.

jueves, octubre 11, 2007

¿Tu le crees a Roberto Madrazo?

El hombre más rápido de México.

Cuando uno es una figura pública se tiene que hacer a la idea de lo que haga acabará redundando en los medios, es obvio decir que cuando más encumbrado está uno, pues es mas duro el... ¿Madrazo?

Por ejemplo, Britney Spears aparece en los medios sin chones, con cara de que se tomó todo el Bacardí de la fiesta y de que lo acompañó con algo más que Coca-Cola. Al día siguiente se hace un revuelo. La imagen de la werita naquita se va por el drenaje y la sensual teenager de ayer se transforma en un decadente jamón de Virginia.

El día de mañana cuando pretenda vender más discos o presentaciones, pues su defraudado público le va a dar la espalda. La otrora sexy muchachita no cuidó su imagen.

En la política la imagen es todo. Si vemos que un ex-candidato presidencial se va a correr un maratón (una prueba que todos lo que la practican aseguran que es una competencia con uno mismo) y resulta que al señor lo agarran con los chones en la mano haciendo una vulgar trampa pues su imagen va a quedar algo “ninguneada”.

Por supuesto que Madrazo quiere argumentar que no, que es común que algunos corten, que solo corran “lo que pueden”, en fin, una serie de estupideces.

Al señor se le olvida una cosa: su carrera está fincada en su imagen y ésta se ve manchada por una tranza (real o imaginaria) su carrera se va al carambas.

No digo que Madrazo haya tenido una buena imagen antes de la carrera, ni tampoco digo que haya hecho trampa para llevarse la victoria de su categoría.

A lo que voy es que si primero veo el video de Robertito llegando a la meta con actitud de “we are de champions” abriendo los brazos en señal de “lo logré” con una sonrisa de satisfacción en la boca y luego me entero de que se “brincó” 15 kilómetros, pues lo único que me queda es la seguridad de que la talla moral del señor Madrazo es muy pequeña.

Lo peor de todo es que no es nada nuevo, más bien una confirmación de lo que ya sabíamos.

Ya me lo habían dicho antes.

Los dejo con un delicioso video de Brozo...

jueves, octubre 04, 2007

Free Burma!

Free Burma! / ¡Libertad para Birmania!


Free Burma!



Lo que está sucediendo en Birmania (Myanmar) es un crimen. Éste es un pequeño esfuerzo de la comunidad de bloggers para protestar en contra de la salvaje represión en contra de la gente de Birmania.

miércoles, octubre 03, 2007

De fortunas presidenciales

Martita la pueblerina y Fox el mandilón.

Una de las más grandes críticas que yo le he hecho a Fox fue lo de casarse con la pueblerina venida a más de Marta Sahagún.

Justo cuando estaba en campaña (finales de 1999) tuve la oportunidad de conocer a gente que estuvo muy cerca de la organización del PAN en Guanajuato. La opinión general era que la tal señora Sahagún era una especie de “ofrecida”. Cuando le pregunté a esta persona sobre el rumor de que Fox y “Martita” andaban (o se entendían o tenían queveres) la respuesta era muy femenina:

-Es lo que ella quisiera...

Cuando el matrimonio se perpetuó pues no nos quedó otra que apechugar. Jamás nos imaginamos la calidad de mandilón en la que se iba a transformar el ranchero “entrón” por el que muchos habíamos votado.

Al día de hoy el matrimonio Fox, que nunca se caracterizó por su cordura ni por su capacidad de medir las consecuencias de sus actos, salieron en una publicación muy nice, que solo se concentra en los ricos y los famosos, para colocarse en medio del escándalo.

¡¿En que estaban pensando?!

Después de decir que “le ganó a Andrés Manuel López Obrador”, después de echarse encima a lo “más” selecto del perredismo; después de dejar en entredicho las elecciones del 2006, ¿Todavía se avienta la puntada de restregarles a sus opositores su prosperidad?

Fox ya era rico antes de ser presidente y la verdad (a título muy personal) dudo que haya hecho millones durante su presidencia, pero es de política de kindergarden eso de no alborotar más la gallera saliendo en la revista más mamuca enseñando sus propiedades.

¡¡Era lógico que cualquier redentor del pueblo se iba a subir en el tren del linchamiento público!!

La gente no se va a poner a pensar en si es legal o no, solamente vio la obvia riqueza de Fox y como ya estamos acostumbrado a eso de que los presidentes se hacen de fortuna durante su gestión, pues no es necesario ser un genio para reconocer que solitos se pusieron “de pechito”.

¿Es culpa de Fox?

Si. Por casarse con esa ranchera, trepadora social, nueva rica y encajosa. (Recomiendo la lectura del artículo de Raymundo Riva Palacio intitulado “Mendiga de lujo”).

Como es costumbre en este país a los Fox no les van a hacer nada, todo va a quedar en una rabieta de los perredistas y un punto más a favor del pejesín en su fatídica lucha por el poder.

¿El castigo? Como me decía mi papá: en el pecado se lleva la penitencia.

No creo que la vida de Fox vaya a ser muy agradable al lado de Martita.